De las palabras compuestas y las gentes complejas

La línea de Euler

Mis compañeras de blog se declaran, en sus últimos artículos, pertenecientes a una categoría particular de gente a la que se denomina con una palabra compuesta: visual-lectora Patricia, tecno-adicta Carmen. Y yo podría seguir, catalogándome a mí, a ellas o a cualquier persona medianamente normal, con una retahíla enorme de palabras compuestas. Porque, en este mundo activo y tecnológico en el que nos movemos, son las únicas que nos permiten acertar un poco en nuestras categorizaciones.

Y la verdad es que yo tecnológica, tecnológica no soy. Pero también es cierto que uso las tecnologías para ganar tiempo en el desarrollo de mis actividades paralelas a las estándar (entendiendo como estándar aquellas a las que me obliga la necesidad de cubrir económicamente los requerimientos básicos de mi familia o la de proporcionar a mis hijos los cuidados adecuados a su edad y condición), con lo que ese mejor aprovechamiento del tiempo…

Ver la entrada original 707 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s