El fin de la lucha

SALTO AL REVERSO

Lentamente cae la noche y empiezan a reinar las tinieblas. Atraviesas fugaces prados y compartes el campo de batalla con las sombras de tu enemigo sin que él sospeche nada, porque sabe que nunca te tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones y firmar sentencias. Comienza la lucha. Peleas con valentía hasta la extenuación, utilizando tu espada de madera y tu armadura de cristal. Eres consciente de que son superiores en número y están mejor entrenados que tú, pero no cuentan con la energía que le queda a quien se sabe vencido, no saben que resistir es solo el preludio de lo inevitable y luchar es acercarse sin motivo al límite del destino. Por eso vivir, como dijo el poeta, no es más que morir poco a poco. Así, tal cual, de la misma forma que morimos todos.

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s