La primavera había llegado un par de días atrás trayendo consigo el calor y los colores habituales de la temporada; el sol hacía mella en mi piel ya de por sí morena. Mientras caminaba, vi a los ancianos sentados bajo la sombra, llevaban sus sombreros largos de palma y camisas blancas y arremangadas, sus miradas […]

a través de Don Tristeza — Paola Klug ☾ La pinche Canela ☽

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s